Facebook
Youtube
Twitter
Googleplus
Flickr

Principios Ético - Morales

Para la Clínica El Rosario el servicio a los enfermos se inscribe en la misión de la Congregación, como una línea de orientación apostólica del carisma, querida por su fundadora, Marie Poussepin; ella funda su comunidad “para instrucción de la juventud y servicio a los pobres enfermos” sus principios rectores están determinados por nuestra propia identidad carismática, que marcan la diferencia y su originalidad. 
Ellos son:

  • El servicio a la salud será entendido como un servicio de caridad, “Por los enfermos harán todo lo que la caridad pueda inspirarles”.
  • A los enfermos se prestará una atención integral que en el horizonte cristiano se entiende como atención a la persona en todas sus dimensiones: física, religiosa, psíquica y social.  Principio que expresa la unicidad y originalidad de nuestra misión.
  • Toda política estará inspirada en valores humanos y evangélicos y orientada a dar respuesta a necesidades reales de la comunidad a la que sirve, más que a la luz de consideraciones simplemente financieras.
  • Salvaguardar la vida en todas las etapas de su desarrollo desde la concepción hasta su muerte natural, será un imperativo ético.
  • Todo acto médico estará al servicio y protección de la vida y orientado al bien del enfermo.  El enfermo estará siempre al centro de los procesos, como estrategia para una atención integral.
  • Visión antropológica: bíblico-teológica, desde la cual orientará la atención en sus expresiones: educación, asistencia, investigación, humanización, acompañamiento pastoral, atención espiritual y religiosa.
  • Respeto a la dignidad de la persona ofreciendo a todos las mismas condiciones de atención: calidad, oportunidad, accesibilidad, seguridad, continuidad, de acuerdo a la coherencia ética y moral que pide el Evangelio y normatividad de nuestro sistema de salud.
  • Modelo ético coherente con las directrices de la doctrina de la Iglesia Católica, en el cual fundamenta sus reflexiones: el personalismo prudencial.

Este modelo anterior se fundamenta en una visión personalista del hombre y la mujer, en la cual:

  • Considera el cuerpo como una parte intrínseca de la persona humana que participa en su dignidad de hijo de Dios.
  • Rechaza el dualismo en la atención y exige una atención integral.
  • No acepta procedimientos de planificación familiar quirúrgica, terminación voluntaria del embarazo, eutanasia, porque ello supone manipulación y eliminación de la persona.

Este modelo ético acepta la tecnología y con ella:

  • La cirugía plástica si es necesaria.
  • La ingeniería genética en lo que concierne a la terapia somática del gene;
  • La procreación asistida siempre que el acto conyugal no sea sustituido por la técnica.
  • Las decisiones médicas no serán tomadas solamente  por el conocimiento y la pericia profesional, sino también e incluso en primer lugar, por la virtud de la prudencia.
  • El personalismo prudencial, conduce a una armonía entre curación, atención y cuidado, garantiza buenas prácticas y al mismo tiempo una atención auténticamente humana .  Es propuesto por la Iglesia Católica a los profesionales católicos e  instituciones religiosas que se desempeñan en el mundo de la salud.

Solicitar cita

Aceptar las politicas de proteción
de datos personales Leer Más